B&O H9i

  • Bang & Olufsen App
  • 4 microfonos dedicados para ANC
  • Controles físicos en el pabellón izquierdo
  • Sensores de proximidad

NOS GUSTA...

  • Escena sonora impresionante
  • Materiales premium de gran calidad
  • Controles táctiles de gran sensibilidad
  • Podemos escuchar música mientras se cargan
  • Pads muy cómodos, presión de la diadema adecuada
  • Batería extraible y intercambiable
  • Sensores que detectan si los llevamos puestos
  • Modo transparencia

NO NOS GUSTA...

  • Sólo es compatible con el códec SBC y AAC
  • No traen una funda de transporte rígida
  • La parte interior de la diadema debería ser algo más acolchada.

LA CALIDAD TIENE UN PRECIO

Semanas atrás os hablamos de dos de los mejores auriculares con cancelación de ruido activa de la actualidad el Bose QC II 35, Y EL Sony WH-1000M, pero no son los únicos. En esta review os traemos los que probablemente sean los auriculares con cancelación de ruido más caros, pero también uno de los más codiciados. Estos BeoPlay H9i de la marca Bang & Olufsen salieron al mercado en 2018, y son la segunda versión de los exitosos H9 de 2017. Ya os adelantamos que no dejan indiferente a nadie, ya que traen ciertas innovaciones que pueden atraer al público más exquisito. Pasemos al análisis.

Acabado-Diseño

En estos H9i tenemos un auricular de diadema, cerrado y circumaural, un diseño clásico de Bang & Olufsen, que llevan repitiendo desde hace años en sus gama alta. La zona superior de la diadema está cubierta de cuero de vaca, mientras que la inferior es de tela. Las almohadillas para las orejas están cubiertas de piel de cordero y el resto de los componentes son polímeros, caucho y aluminio. Destaca por su selección de materiales premium de gran calidad, con lo que trata de desmarcarse de sus competidores, los cuales traen materiales más comunes.

No son plegables, aunque sí tienen giro de 90 grados. Su diadema es bastante abierta, lo cual nos ha gustado mucho, ya que no tiene tanta fuerza de “clapping” o pinza, y al ponerlo sobre los hombros no aprietan nunca el cuello.

La diadema de los B&O H9i ejerce la presión adecuada 

Estos H9i sólo tienen un único botón deslizante para apagar y encender los auriculares, ya que el resto de gestiones se realizan con el panel táctil situado en el auricular derecho. Dicho panel táctil tiene un tacto metálico dispuesto en círculos concéntricos. Al principio nos costó un poco adaptarnos al panel táctil, incluso pensamos que no funcionaba todo lo bien que debería, en cuanto aprendimos a usarlo, nos hemos dado cuenta que actúa mejor incluso que el de los Sony 1000XM3. La función de subir y bajar el volumen se realiza moviendo el dedo en círculos, ya sea en dirección a las agujas del reloj o al contrario. Este gesto es el que más cuesta hacer al comienzo, pero una vez ubicamos el lugar para hacerlo, gracias al diseño, es fácil seguir las líneas del metal a la hora de hacer los círculos. Para cambiar de pista se hace con movimientos horizontales. Los movimientos verticales están reservados para desactivar la cancelación de ruido o activar el modo transparencia. Esta última función  ya la vimos en los Sony, la cual viene muy bien para escuchar todo lo que te rodea sin quitarte los auriculares. La diferencia es que en estos H9i puedes realizar el gesto, atender a tu interlocutor, y a su vez tener las dos manos libres, cosa que en los auriculares de la marca nipona no era posible.

Su peso es más elevado que el de la competencia, con unos 285 gramos aproximadamente. No termina de ser ligero y este exceso de peso se debe a varios factores entre ellos a su mayor contenido en materiales metálicos.

En cuanto al confort, hay varios puntos que nos han convencido y otros que no tanto. La diadema superior es demasiado dura, es cierto que se adapta muy bien al contorno de la cabeza, pero al cabo de una o dos horas sentimos la presión en la coronilla y debemos descansar. Habría sido mejor elección incluir una almohadilla más blanda. Los pads para las orejas no están nada mal, son lo suficientemente blandos como para no sentir presión, pero sin llegar a pegarse a la piel y calentar las orejas en exceso. La copa es muy amplia y las orejas entran bien, pero nos habría gustado que la orientación del controlador fuera oblicua, como si hacen los Bose QC 35 II, para no rozar nunca con el hélix. En definitiva, una comodidad adecuada buena pero lejos de sus competidores de Bose o Sony.

En el confort encontramos luces y sombras

Calidad Sonido

Empecemos hablando directamente de especificaciones. Poseen una frecuencia de entre 20 y 22000 hercios, no son los que tienen el mayor rango, pero cubren completamente las frecuencias audibles, superando por 2000 Hz en agudos. Su driver  además no está centrado como en la mayoría de auriculares, sino que está ligeramente adelantado. Esto permite simular como nos llegaría el sonido si tuviéramos unos altavoces en frente de nosotros.

El driver se encuentra ligeramente desplazado hacia adelante para simular la llegada frontal del sonido

Y dejando los fríos datos, bajo nuestro punto de vista,  el sonido de estos Beoplay H9i es absolutamente impresionante. Su principal ventaja es su escena, probablemente de los mejores que hemos probado con cancelación de ruido. Te permite diferenciar cada instrumento y dónde están situados de manera exacta, y esto es muy complicado en unos auriculares de estas características.

Lo principal de estos H9i en comparación a los auriculares ya analizados, es que sus graves están mucho más controlados, se acercan mucho más a un sonido realista y más plano. No tienen el punch extra que le dan los Bose o el colorido en las bajas frecuencias de los Sony, pero mantienen una perfecta armonía entre los graves y los medios, siendo mucho más fieles. En cuanto a los medios y medios-bajos se mantienen presentes pero sin destacar en exceso, en este aspecto no llegan al excelente nivel de los Bose, pero superan a los Sony claramente, manteniendo un notable nivel de calidad. Los agudos es donde más hemos tenido discrepancias, ya que gustan a unos y disgustan a otros. Tenemos unos agudos brillantes, muy brillantes, probablemente demasiado, ya que aunque en conjuntos en ciertas canciones suenan excepcionalmente bien, en otras nos encontramos un siseo muy pronunciado. Este efecto “hiss” hace que en ciertas canciones, si el cantante pronuncia mucho la letra “S”, se produzca un sonido sibilante demasiado potente, y que puede ser muy molesto. Por el contrario en otras canciones, como por ejemplo canciones de rock donde la voz del cantante no sea tan aguda, encontramos que el los platillos, esos grandes olvidados por muchos altavoces, destacan mucho más, dándonos la sensación de que estamos oyendo instrumentos que no habíamos disfrutado antes de esa manera.

Escena sonora excepcional, sonido balanceado. 

En definitiva rozaría la excelencia si no fuera por esos pequeños problemas que podemos encontrar molestos en ciertos géneros. Si pasamos al cable encontramos algo que no nos ocurría con los modelos de las otras marcas: la diferencia es casi inapreciable. Mantiene la misma calidad usando el cable tanto si apagamos el auricular como si lo encendemos. Esto nos ha gustado mucho, ya que podemos usar estos auriculares con su cable, como unos auriculares de toda la vida, y mantenemos la excelente calidad de audio.

Conectividad

En cuanto a la conectividad alámbrica tenemos una entrada de jack de 3’5mm junto a un cable de 1’2 metros. Como es de esperar en un auricular de gama alta moderno, disponemos de conector tipo-c para la toma de carga. Este conector además incluye un DAC propio, de tal manera que si lo conectamos a un ordenador, podemos escuchar música a la vez que se carga. El cable de USB a tipo-c, a diferencia del cable de Sony que se nos hizo muy corto, esta vez dispone de 1’25 metros.

Es capaz de reproducir vía USB al mismo tiempo que se carga.

Hemos echado en falta tener emparejamiento bluetooth mediante NFC, función que traen sus competidores Sony y Bose. Los codecs de audio bluetooth son SBC y AAC. Esto nos ha sorprendido mucho, sobretodo teniendo en cuenta que su anterior modelo, el H9 disponía además de APTX. No sabemos por qué la compañía danesa ha decidido recortar en este aspecto en su modelos estrella, pero en los tiempos que corren creemos que se queda algo corto en comparación con los 1000XM3, que disponen de todos los codecs actualmente compatibles.

Con estos H9i podremos conectarnos a dos dispositivos a la vez, ya que disponen de multipunto, no nos han dado problemas en este aspecto y creemos que funciona realmente bien. En cuanto al micrófono, nos ha parecido realmente espectacular, sin duda es mejor que los micrófonos de los auriculares de gama alta que hemos analizado aquí. Son prácticamente perfectos, no tendréis problemas con ellos tanto en exteriores como interiores.

Funcionalidad

Empezaremos hablando de la batería de este Beoplay H9i, ya que es peculiar, tenemos una duración total de 18 horas con el ANC activado, 23 horas sin ANC y 24 horas con cable. Os preguntaréis dónde está la peculiaridad, si su duración es inferior a los auriculares de Bose y Sony, pues a que su batería es extraíble. Con esta particularidad, podemos tener unos auriculares con una vida útil muy superior al de otros auriculares con la batería no extraíble. Además, si usamos baterías de repuesto, podemos subir las 18 horas al doble o triple de duración, sin duda algo muy útil a tener en cuenta.

Bang and Olufsen se desmarca compleamente al integrar batería extraíble a diferencia de sus competidores

La carga total se realiza en unas 2 horas y media, mismo tiempo que los QC 35 y una hora menos que los 1000XM3. 

En cuanto a la cancelación de ruido activa o ANC, estos H9i no terminan de alcanzar a los reyes. Tenemos una cancelación de ruido que no deja un perfecto silencio cuando no los ponemos, como sí hacen los auriculares ya analizados aquí. En el caso de estos H9i podemos notar un ligerísimo ruido blanco cuando nos situamos en una habitación con silencio total. Obviamente nadie va a usar el ANC en un ambiente silencioso, pero es algo a tener en cuenta. En cuanto a la cantidad de ruido que cancela, no alcanza a los Bose o Sony, que consiguen una mejor amortiguación de los sonidos graves, e incluso en el caso de los Sony, de ciertas frecuencias más agudas. ¿Quiere decir que la cancelación de ruido es mala? No para nada, sin duda entraría quizá en el top 5 o top 10 de auriculares con cancelación de ruido, pero están por detrás de los que hemos analizado previamente.

Una funcionalidad muy interesante que disponen estos H9i es la posibilidad de parar la música automáticamente cuando nos quitamos los auriculares. Según creemos funciona con un sensor de proximidad situado en el auricular derecho, y debemos decir que funciona realmente bien. Además esta funcionalidad se puede desactivar o activar mediante los botones del propio auricular, no es necesario hacerlo mediante una aplicación.

Poseen sensores que detectan si los llevamos puestos o no.

En cuanto a la app de Beoplay, es un poco fangosa y nos ha costado conectarnos a ella. No dispone de mucha personalización, sin duda creemos que la mejor en este aspecto es la de Sony. Nos habría gustado además una forma para regular la cancelación de ruido, cosa que no hemos sido capaces de modificar ni en la app ni en el auricular, que únicamente nos permite apagarla o encenderla.

Por último añadimos que no trae una funda rígida de transporte, únicamente una bolsa de tela, que pese a que parece de calidad, habría sido preferible algo para proteger contra los golpes.

«Enhance your experience»

BANG AND OLUFSEN

widget ofertas del dia mundo altavoces-min

Conclusión

Pese a su excelente calidad de sonido, la cantidad de funcionalidades que trae y su batería extraíble, no creemos que como auricular con ANC sea tan recomendable como los Sony o Bose. La razón principal para decir esto es su sobreprecio, es cierto que los materiales son muy premium, pero al final uno lo que más busca es calidad-precio, y en ese aspecto Sony y Bose creemos que lo hacen mejor. Sin embargo no desmerecemos a estos H9i, que sin duda entran en el top 5 de los mejores auriculares con cancelación de ruido activa.

De salida tenían un precio prohibitivo de 500 euros, actualmente esta cifra ha bajado y ronda los 400 euros, incluso los hemos llegado a ver por menos en Amazon. Pese a todo siguen siendo más caros que la competencia, y no creemos que tengan un factor diferencial por encima del resto para comprarlos.

Especificaciones técnicas

Bang and Olufsen H9i
PESO295 g
IMPEDANCIA-
TAMAÑO DRIVERS40mm
RANGO FRECUENCIA20-20000HZ
BLUETOOTHSi 4.2
CÓDECS DE BLUETOOTH COMPATIBLESSBC, AAC
BATERÍA770 mAh, CARGA MÁX EN 2.5h
SENSIBILIDAD-
ENTRADAS FÍSICASMinijack 2.5mm, micro-USB
OTRAS CARACTERÍSTICASApp Bang and Olufsen, Modo transparencia, ANC, funda de transporte

Contenido de la caja

  • Auriculares Beoplay H9i
  • Cable 1.2 m with 3.5 mm jack
  • Cable 1.25 m USB-A to USB-C
  • Adaptador de vuelo
  • Bolsa de transporte
  • Guía de inicio

PUNTUACIÓN

  • 9.5/10
    Acabado-Diseño - 9.5/10
  • 7.4/10
    Calidad-Precio - 7.4/10
  • 8.3/10
    Calidad de Sonido - 8.3/10
  • 7.2/10
    Conectividad - 7.2/10
  • 7.4/10
    Funcionalidad - 7.4/10
8/10
Sending
User Review
4.67 (3 votes)

¿Todavía no tienes tus auriculares Bang and Olufsen H9i?

Consíguela ahora a precios bajos y con envío gratis en Amazon Premium.