CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DE SONIDO

Caracteristicas basica del sonido

Es obvio que cada altavoz suena de manera única aunque sean equipos de audio de gama similar. Las causas de que no suenen igual son varias y en ocasiones complicadas de entender. En este post vamos a aclarar los aspectos técnicos o características que influyen en la calidad de sonido de los altavoces para que entendáis mejor porque existe diferencia de sonido entre altavoces. 

Es importante entender que todas estas especificaciones son compartidas por todos los altavoces independientemente del tipo o finalidad que tengan. Ya sea una barra de sonido, un altavoz wifi, bluetooth… todos sin excepción van a tener estos aspectos técnicos en su interior.

LA ESENCIA DE UN ALTAVOZ 

Estos transductores son los “órganos” esenciales de un altavoz y se instalan en las llamadas cajas acústicas. Pueden tener varias funciones pero básicamente estas cajas acústicas intentan evitar que las ondas producidas por la parte de atrás de las membranas salgan hacia delante y produzcan lo que se conoce como el “cortocircuito acústico”. Es decir, que las ondas se cancelan unas a otras porque sean de diferentes frecuencias. Esto ocurre mucho con los graves.

El denominado cortocircuito acústico se produce cuando vibra el cono de un altavoz que no se encuentra empotrado, si no al aire, se producen ondas sonoras al frente pero también por su parte trasera, pudiendo anularse o cancelarse entre sí. Para evitarlo, se colocan los altavoces en las cajas acústicas o bafles que impiden que las ondas frontales y traseras puedan anularse. Este efecto se nota mucho en las bajas frecuencias.Explicación gráfica de un cortocircuito acústico”

DRIVERS 

Una de las principales causas del sonido diferente de los altavoces es la construcción de los transductores electromagnéticos, conocidos como Drivers.

Los drivers de un altavoz se dividen en cinco familias en función del tipo de frecuencia sonora que emiten.

Tipos de drivers

-TWEETER: El nombre de tweeter viene de tweet que es piar en inglés y son los drivers enfocados en altas frecuencias o los sonidos agudos (4 a 20 kHz) que se corresponden con el límite del oído humano. En cambio existen tweeter que reproducen frecuencias ultrasónicas de 40 o incluso 100 kHz.

Con el paso de los años, nuestra sensibilidad a los sonidos agudos va disminuyendo debido al deterioro de nuestro sistema auditivo. Además, el sonido del tweeter es el más sencillo de escuchar ya que los altavoces suelen generar el sonido agudo de manera direccional produciendo poca difracción o desvío. Suelen ser altavoces de condensador o electroestáticos, pequeños (entre 2cm y 6cm) a la vez que ligeros.

Los tweeter de domo o cúpula son los que reproducen un sonido más fiel y nítido aunque menor potencia que otros. Suelen usarse en los equipos de sonido Hi-fi.

WOOFER: los drivers woofer son aquellos pensados para las bajas frecuencias, por lo que su sonido está optimizado en un rango de frecuencias en torno a (40 Hz a 1 kHz). El oído humano percibe hasta 20 Hz, por lo que un woofer no cogería todas las frecuencias audibles, para abordarlas todas necesitaríamos el apoyo de un subwoofer que explicaremos más abajo. El nombre woofer proviene del inglés woof, que significa ladrar en inglés. Los woofer habitualmente son altavoces dinámicos o de bobina móvil de un tamaño considerable y con un diámetro en torno a los 8 y 15 pulgadas. Los woofer funcionan moviendo el cono para crear onda de sonido. El reto está en diseñarlos para que ese movimiento reproduzca de manera precisa los impulsos eléctricos aplicados a la bobina, reproduciendo sonidos a un alto volumen y sin distorsión alguna. Las cajas acústicas sirven para complementar a los woofer o subwoofer, porque los altavoces por sí solos tienen limitaciones acústicas que una caja puede ayudar a mejorar.

MID RANGE: estos drivers están especializados en la frecuencias medias, que abarcan un rango de frecuencias entre (800 Hz y 5 kHz). Este espectro audible recoge los sonidos como voces por lo que será más fácil distinguir distorsión en el momento en que ocurra. A estos drivers se les conoce también por squawkers, porque proviene de la palabra squawk que significa graznar en inglés.

 FULL RANGE: Los drivers de rango completo se denominan también full-range porque han sido creados para reproducir todos los rango de frecuencia audibles por los seres humanos. Por regla general, un altavoz de rango completo está formado por un cono que reproduce los impulsos eléctricos suministrados a la bobina. En ocasiones ese cono full-range se complementa con otro pequeño llamado whizzer que ha sido diseñado para aumentar la salida de las frecuencias de sonido, ampliando el rango de frecuencia final. Aunque los requisitos de un altavoz de este tipo sean proporcionar y abarcar todo el rango audible, muchas veces se complementan con un subwoofer que refuerzan la presencia de los graves, porque el full-range cubre hasta los 100 Hz. En estas ocasiones, los drivers full-range se les denomina de amplio rango, que sería lo realmente correcto. Como ventaja, estos full-range apenas generan interferencias debido a que tan sólo generan sonido con una fuente y carecen de filtros de cruce crossover. En cambio, sus desventajas se ven en sus prestaciones de respuesta en bajas frecuencias así como la necesidad de una caja acústica de gran tamaño y precio.
SUBWOOFER: estos son los transductores enfocados en reproducir el rango más bajo de frecuencias audibles (20 a 80 Hz) e incluso frecuencias por debajo de los 20 Hz, denominadas subgraves. Tanto en una barra de sonido (home cinema) como un equipo de sonido Hi-fi no existe un sonido completo sin unos graves potentes.

De esta manera los subwoofer potencian las frecuencias bajas y sirven para complementar a los otros drivers que forman un equipo de música. Principalmente, se distinguen dos tipos de subwoofer: activos y pasivos. Los transductores activos poseen una etapa de salida o amplificador incorporado, en cambio, los pasivos funcionan mediante un amplificador externo. En la mayoría de equipos de música para casa como las torres de sonido o barras de sonido poseen los subwoofers activos porque tienen una construcción más compacta y tienen en su interior el amplificador dedicado, controles de ecualizador… Los subwoofer pasivos necesitan de un amplificador externo y la señal la reciben ya amplificada. Otra característica destacable de los subwoofer es la nula directividad de los sonidos que reproducen, de manera que al receptor le es difícil encontrar la fuente de sonido. Habitualmente, este driver se controla a través de un filtro de frecuencias encargado de filtrar las bajas frecuencias para enviarlas al subwoofer. Las cajas acústicas tienen limitaciones para reproducir frecuencias graves por lo que el diseño optimizado para ellas es el denominado bass reflex. Algo muy a tener en cuenta para las frecuencias bajas es la acústica del espacio. La sala de escucha debe estar preparada (difusión y absorción) además de conocer dónde colocar el subwoofer para potenciar este tipo de frecuencias de sonido. Si no se tienen en cuenta estos aspectos, por un sistema subwoofer muy potente que tengamos, la calidad y fidelidad del sistema será deficiente.

Entendiendo esto, hay que tener en cuenta que si nuestro equipo de música tiene drivers dedicados para cada frecuencia de sonido ofrecerá un sonido más rico en matices que uno que tiene tan solo un driver full range o rango completo. Ya sabemos cómo se dividen los drivers en función del tipo de sonido que reproducen. Pero para conocer cuál ofrece mejor sonido es importante tener en cuenta los materiales con los que está construido ya que tanto las prestaciones finales como el precio varían dentro de un margen muy amplio. Normalmente las membranas de los conos de los altavoces pueden estar construidos de materiales muy distintos.Conos de papel, de polipropileno, la fibra de carbono, el kevlar, aluminio e incluso titanio para algunos tweeters. Como es lógico, cada material es idóneo para unas frecuencias sonoras porque aporta unas características únicas, y muchas marcas premium hacen uso de ellos adecuadamente. Por ejemplo el kevlar es un material de altísima resistencia que se utiliza en chalecos antibalas, cascos de barco e incluso fuselaje de aviones. Pero en frecuencias medias-altas no se comporta bien porque las distorsiona con facilidad. Aparte del material con el que se construyan los drivers también se dividen en varios tipos. Cada uno de estos tienen sus usos y características propias. Existen algunos como los piezoeléctricos, electrostáticos, de cinta, funcionamiento dinámico o de bobina móvil que pueden ser de cúpula o de cono (estos son los más habituales). Por ejemplo los tweeter suelen utilizan los de cúpula para conseguir una buena dispersión vertical y horizontal. En cambio, los drivers dinámicos de cono son los más corrientes y se utilizan para las frecuencias medias y graves.

POTENCIA RMS

La potencia RMS (siglas de “root-mean-square“) representa el nivel medio y constante de potencia que puede ofrecer un altavoz. Es un valor científicamente comprobable y se basa en una fórmula matemática (voltaje RMS al cuadrado dividido por la impedancia (V²/Z)). El cálculo RMS refleja la potencia real, ya que existe un método standard para medirlo, haciéndolo totalmente independiente de fabricantes, marcas, etc., porque es un parámetro universal.

Potencia RMS y potencia máximaEs importante saber que potencia máxima y potencia RMS (potencia efectiva) no son lo mismo. La potencia RMS es la potencia efectiva que el altavoz puede soportar antes de que genere distorsiones de sonido y empiece a dañar el driver. En cambio, la potencia máxima es el pico de potencia que el altavoz puede soportar hasta que se estropea. A nosotros nos interesa la potencia RMS porque es la más exacta y la que aporta información más útil para valorar la potencia de un equipo de sonido.

La potencia se mide en Vatios (W) y para que nos hagamos una idea unos 40W RMS de potencia son suficientes para llenar un espacio amplio como un salón o comedor.

CANALES DE AUDIO

El término canales de audio o audio multicanal se refiere al uso de múltiples pistas de audio para reconstruir el sonido y también a la capacidad física de un sistema de audio para reproducirlas. Para representarlos se usan dos dígitos separados por un punto (2.0, 2.1, 5.1, 6.1, 7.1, etc.) dependiendo de la cantidad de pistas de audio que se utilicen.

El primer dígito muestra el número de canales primarios, cada uno de ellos se reproducen en un altavoz o altavoces diferenciados, mientras que el segundo dígito se refiere a la presencia un altavoz para graves. Así, 1.0 corresponde al sonido mono (que significa un canal), 2.0 corresponde al sonido estéreo, 2.1 estéreo + subwoofer o Dolby Surround, 5.1 Dolby Digital

Conociendo los canales de audio de nuestro sistema de altavoces surround, existe siempre una configuración óptima en función del número de canales de audio funcionales para que el efecto de sonido producido sea el mejor. De esta manera, en muchos equipos se muestra mediante un esquema dibujado el espacio físico donde deben colocarse los altavoces dependiendo de la cantidad de canales. Se simbolizan con pequeños cuadrados negros (cada cuadrado es un canal)en un recuadro que representa la habitación, indicando así la configuración

VÍAS 

Las vías son la cantidad de bloques de frecuencia en los que se ha dividido la señal de audio. Los equipos de música con varias vías surgen ante el hecho de que la mayoría de los circuitos internos de un altavoz individual son incapaces de abarcar todo el espectro de frecuencias, donde uno de varias vías si. Estos altavoces incorporan varios drivers en la caja acústica para reproducir un amplio rango de frecuencia. Desde tweeters hasta subwoofers, la señal se divide mediante unos filtros crossover que pueden ser activos o pasivos y que envían cada rango de frecuencias al altavoz apropiado. Los agudos a los tweeter, los graves al subwoofer… y así sucesivamente.

Los filtros crossover o de cruce son unos circuitos filtradores de frecuencias que dividen la señal entrante para obtener una frecuencia de salida separada en rangos de frecuencias: altas, medias, bajas…

En el mundo del audio se emplean dos tipos de crossovers:

  • Crossover de filtro pasivo: Son aquellos que dividen la señal después de amplifIcarla. Básicamente dejan pasar todas las frecuencias y eliminan las que no necesitan. Esto repercute en una pérdida de potencia por lo que no es muy eficiente.
  • Crossover de filtro activo: En estos se divide la señal antes de ser amplificada. Funcionan mediante elementos activos lo que proporciona una amplificación de la potencia así como una buena eficiencia.

De esta manera, los altavoces pasivos utilizan crossover de filtro pasivo mientras que los altavoces activos utilizan crossover de filtro activo.

Es importante no confundir el número de vías con los drivers dentro de un altavoz (tweeter, subwoofer y woofer) porque no siempre coinciden. Por ejemplo, podemos tener una minicadena con dos vías que tenga un tweeter y 4 woofer de rango completo (medios-graves). Es decir, 2 vías repartidos en 5 drivers.

Si hay más drivers es para aumentar la potencia que soporta el equipo y obtener más presión acústica que la que ofrecería un solo driver.

Tipos de altavoces en función de las vías que tienen:

De 1 vía o de vía única: En este caso la caja acústica o bafle sólo contiene un altavoz, que puede ser o de rango completo o específico para un rango de frecuencias (tweeter, woofer, medio o subwoofer)

De 2 vías: Aquellos altavoces que tienen un driver especializado en altas frecuencias y otro para bajas o medias frecuencias que está optimizado en reproducir tonos medios y graves. Como hemos comentado, puede un número de drivers distinto a 2. Porque drivers y vías no son lo mismo.

De 2 vías y media: Como en los altavoces de tres vías, en la caja acústica se encuentran normalmente un woofer, tweeter y medio que divide la señal en tres bandas de frecuencia distribuidas de manera diferente, porque envía bajas y medias frecuencias tanto al woofer como al medio hasta que éstos llegan a un punto en el que tan sólo uno de ellos reproduce el sonido.

De 3 vías: El bafle incorpora varios drivers. Normalmente tres especializados en distintos rangos de frecuencia. Tweeter para agudos, woofer para bajas y un medio para las voces.

De 4 vías: Aquellos que dividen la señal entrante en cuatro sub-bandas diferentes. De manera que el tweeter recibe las altas frecuencias, los medios reciben las medias y altas frecuencias, las medias-bajas frecuencias las recibe el midwoofer y finalmente, el subwoofer o woofer reciben las frecuencias más bajas.

De 5 vías o más: Son aquellos que tienen el máximo número de drivers en la caja acústica y todos ellos especializados. De esta manera la señal entrante se divide en sub-bandas para mejorar así el tratamiento individual de cada frecuencia de sonido.

RANGO DE FRECUENCIA

El rango de frecuencia es un aspecto relevante para tener en cuenta en un equipo de música porque nos da una idea del espectro audible que genera el sistema de audio. De esta manera, el rango de frecuencia es el intervalo del espectro sonoro que es capaz de reproducir un altavoz. Se mide en herzios (Hz). Esta frecuencia suele estar delimitada por el fabricante al rango de frecuencia audible, que es el que somos capaces de escuchar.

Un oído sano y joven es sensible a las frecuencias comprendidas entre los 20 Hz y los 20 kHz. No obstante, este margen varía según cada persona y se reduce con la edad. Este rango equivale muy aproximadamente a diez octavas completas (210=1024). Teóricamente lo más óptimo es escoger un altavoz de cubrir este espectro de frecuencias, pero en la mayoría de casos es más que suficiente un rango menor.

Unos altavoces que ofrezcan mayor rango de frecuencias no van a ser mejores, porque lo importante es la nitidez con la que reproducen los sonidos de esas frecuencias. Los rango de frecuencias cercanos a los kHz hacen referencia a los sonidos agudos, mientras que los sonidos graves son los rangos de frecuencia cercanos a 0.

RELACIÓN SEÑAL-RUIDO

La relación señal-ruido (en inglés signal/noise S/N) es el cociente entre el nivel de la señal y el nivel de ruido para unas condiciones determinadas. Se suele medir en decibelios (dB). En Mundo Altavoces cuando se aporta este dato es siempre referido a 1kHz. Se entiende como ruido cualquier señal no deseada, que circula por el interior del altavoz. El nivel de ruido es más o menos perjudicial en función de cual sea el nivel de la señal.

Cuanto mayor sea el valor de S-N mayor calidad tendrá el mismo teóricamente.En la práctica, el ruido es indetectable por el oído humano cuando está 50 dB por debajo de la señal.  De todas formas, en MA consideramos importante este parámetro debido a que es un buen indicador de la calidad de la electrónica del altavoz.

OTRAS TECNOLOGÍAS RELACIONADAS CON EL AUDIO

Con estas mini-guías no se te escapara nada que tenga que ver con el altavoz necesitas. Hemos resumido de una manera sencilla las tecnologías que algunos pero no todos altavoces tienen.

IP - ¿QUÉ ES?

El código IP (del inglés “Ingress Protection” ) hace referencia al estándar internacional IEC 60529 que establece el grado de protección frente a la inserción de sólidos y líquidos en distintas clases de equipamiento.

resistencia al agua certificado ip protección agua y polvo

Una adecuada comprensión de este código es esencial a la hora de comprar cualquier equipo electrónico que esté expuesto a condiciones especiales. No todos los equipos electrónicos poseen código IP, este debe quedar detallado por el fabricante en las especificaciones del producto.

Existen varios códigos similares en altavoces, smartphones, relojes y muchos otros aparatos como el “waterproof” y “dustproof” o “shock proof” asegúrate que conoces estos códigos pero no los debemos confundir con los códigos IP. Respecto a los dos primeros decir que el código IP los está sustituyendo, al tratarse un código basado en unos estándares más firmes. El código IP está indicado con dos dígitos tras las siglas de (“Ingress Protection”) “IP**” cada uno de estos dígitos corresponde a dos grados diferentes de protección. El primer dígito indica el grado de protección contra partículas sólidas, contando con 6 niveles (0 a 6) el segundo dígito corresponde a la protección contra líquidos y cuenta con 9 niveles (0 a 9). Es decir, si un altavoz tiene un IP68, significa que el producto es completamente resistente al agua y al polvo. Cuanto más alto el valor de los dígitos más buena la protección.

Cuando no hay información específica sobre el nivel de protección de cualquiera de los dos criterios (polvo, agua) se indica con una X. No obstante, sería erróneo asumir que un aparto no tiene protección cuando está indicado con una X.

PROTECCIÓN CONTRA EL AGUA

significado de los certificados

PROTECCIÓN CONTRA EL POLVO

Echemos un vistazo a las tablas anteriores para una mejor comprensión de la puntuación. La mayoría de fabricantes no especifican el valor máximo de 9 de protección contra el agua, es más común encontrar el rango 0-8. Por poner un ejemplo, el altavoz Creative Labs Muvo Mini posee un IP66. Las valoraciones del IP no tienen ningún valor sin los estándares del IEC a los que corresponde cada nivel. Estos puedes observarlos en las tablas anteriores.

o más habitual es que para los altavoces resistentes al agua el valor del código IP para el agua, esté comprendido entre 4 y 6 y el de polvo no se especifique (se señale con una X) o esté entre 5 y 6. Cumplir los estándares de agua es más díficil que los de polvo y muchos fabricantes asumen que si un equipo tiene un IP de agua alto éste también resiste al polvo. Y por ello no invierten dinero en la certificación de polvo. Por lo que no nos debemos asustar si observamos un IPX6, en nuestro altavoz. La arena de la playa no tiene nada que hacer.

En la tabla superior se puede ver todas las resistencias tanto a polvo como agua.

Ten en cuenta que si aparece un guion, guion bajo u otro símbolo extraño (aparte de la X, que significa no testado) es un código IP falso.

Ahora ya cuentas con la información necesaria para entender estos códigos que se muestran en los distintos altavoces resistentes al agua con los que contamos. Recuerda que en los análisis de cada altavoz se encuentra la información de manera más concreta para cada producto.
Existen algunos símbolos para referenciar cada nivel de protección, los podemos ver en la tabla anterior, pero son pocos los fabricantes que los usan a día de hoy. Suelen utilizar cuños propios.

BLUETOOTH

La tecnología Bluetooth fue desarrollada en 1994 por Jaap Haartsen y Mattisson Sven (Ericsson), como reemplazo del cable. Hoy en día lo incorporan multitud de equipos electrónicos, y se sitúa como referencia de las tecnologías de comunicación a distancia. Su facilidad para interconectar dispositivos lo ha hecho muy popular entre el sector de los altavoces inalámbricos.

Se denomina Bluetooth al protocolo de comunicaciones diseñado especialmente para dispositivos de bajo consumo, que requieren corto alcance de emisión y basados en transceptores de bajo coste. La utilidad se basa en la tecnología de saltos de frecuencia de amplio espectro y opera en la frecuencia de radio de 2,4 a 2,48 GHz.

El hardware que compone el dispositivo Bluetooth está compuesto por dos partes:

–     Emisor/Transceptor de frecuencia, encargado de modular y transmitir y recibir la señal.
Estos dispositivos se clasifican como “Clase 1”, “Clase 2” o “Clase 3” en referencia a su potencia de transmisión. En la mayoría de los casos, la cobertura efectiva de un dispositivo de clase 2 se extiende cuando se conecta a un transceptor de clase 1. Esto es así gracias a la mayor sensibilidad y potencia de transmisión del dispositivo de clase 1, es decir, la mayor potencia de transmisión del dispositivo de clase 1 permite que la señal llegue con energía suficiente hasta el de clase 2. Por otra parte la mayor sensibilidad del dispositivo de clase 1 permite recibir la señal del otro pese a ser más débil.

En el mundo del audio inalámbrico lo más habitual es encontrar siempre clase 2 pero hay excepciones.

–     Controlador digital, compuesto por una CPU, un procesador de señales digitales (DSP) llamado Link Controller (o controlador de Enlace) y de las interfaces con el dispositivo anfitrión.

Una desventaja de la tecnología bluetooth solía ser su carencia en transmitir buena calidad de sonido, debido a un bajo ancho de banda. Pero con la aparición de las últimas versiones, esto dejó de ser un problema.

Versiones de Bluetooth

Las versiones que se usan hoy en día para altavoces inalámbricos van desde la 2.0+EDR  (“Enhanced Data Rate”) hasta la 5. Las versiones “2.*” se siguen utilizando hoy en día pese a que aparecieron hace más de 10 años debido a su robustez, depuramiento y bajo coste. En aplicaciones de audio, están pensados para formatos de audio comprimidos (mp3, mp4, AAC, OGG, WMA…) que son los formatos que más vamos a usar y funcionan muy bien con ellos. Tienen una velocidad de transmisión bueno (2.1 – 3 Mbits/s) aunque en la realidad la velocidad de transmisión práctica es algo inferior.

Una de las versiones de bluetooth más usadas es la 4.0 que apareció justo después de aparecer la 3.0 HS (High Speed). Es básicamente la misma versión pero cuenta con un consumo energético menor. Las dos cuentan con una velocidad de transmisión de 24 Mbits/s capaz de mover sin problemas cualquier formato de audio, incluyendo los de alta calidad (WAV, Apple Lossless, FLAC, AIFF).

Esta tabla muestra las versiones que existen de bluetooth. Tanto la versión 3.0 como la 4.0 comparten la misma velocidad de transmisión, con unos vertiginosos 24Mbits/s. Idóneo para escuchar tu música favorita con la calidad que se merece.Pero recordemos que los formatos comprimidos explicados anteriormente eliminan las partes no audibles para el oído humano de la track, por lo que la pérdida de calidad es casi imperceptible. Estos formatos sólo se usan en HI-FI y editores de audio. Por otra parte en los smartphone se suelen usar formatos comprimidos. En nuestra guía de altavoces bluetooth existe una información más completa y actualizada.

Perfiles de Bluetooth

Los perfiles son funcionalidades para los dispositivos con Bluetooth. Están formalizados para favorecer un uso unificado. La forma de utilizar las capacidades de Bluetooth se basa, por tanto, en los perfiles que soporta cada dispositivo. Los perfiles permiten la manufactura de dispositivos que se adapten a las necesidades del producto. En la tabla siguiente se muestran los perfiles bluetooth que podemos encontrar en los altavoces inalámbricos.

La tabla anterior explica bastante claramente la función de cada uno de los perfiles que encontramos en los altavoces bluetooth. El A2DP es esencial para el sonido estéreo, el AVRCP es necesario para controlar el volumen desde el teléfono móvil. El más sorprendente es el HSP que permite conectar por bluetooth tu altavoz y tus auriculares por si en ese momento no deseas que se escuche la música, en este caso el altavoz actuaría de emisor de señal.

PARÁMETROS Y TECNOLOGÍAS DE AUDIO

POTENCIA RMS

La potencia RMS (siglas de “root-mean-square“) representa el nivel medio y constante de potencia que puede ofrecer un altavoz. Es un valor científicamente comprobable y se basa en una fórmula matemática (voltaje RMS al cuadrado dividido por la impedancia (V²/Z)). El cálculo RMS refleja la potencia real, ya que existe un método standard para medirlo, haciéndolo totalmente independiente de fabricantes, marcas, etc., es un parámetro universal. Por otro lado, decir que no es la expresión correcta para referirse a esta magnitud, la expresión adecuada sería potencia media.

CANALES DE AUDIO

El término canales de audio o audio multicanal se refiere al uso de múltiples pistas de audio para reconstruir el sonido y también a la capacidad física de un sistema de audio para reproducirlas. Para representarlos se usan dos dígitos separados por un punto (2.0, 2.1, 5.1, 6.1, 7.1, etc.) dependiendo de la cantidad de pistas de audio que se utilicen. El primer dígito muestra el número de canales primarios, cada uno de ellos se reproducen en un altavoz o altavoces diferenciados, mientras que el segundo dígito se refiere a la presencia un altavoz para graves. Así, 1.0 corresponde al sonido mono (que significa un canal), 2.0 corresponde al sonido estéreo, 2.1 estéreo + subwoofer o Dolby Surround, 5.1 Dolby Digital…

RANGO DE FRECUENCIA

El rango de frecuencia, se refiere al intervalo del espectro sonoro que es capaz de reporducir un altavoz. Su unidad de medida es el herzio (Hz). Esta frecuencia suele estar delimitada por el fabricante al rango de frecuencia audible, que es el que somos capaces de escuchar. Un oído sano y joven es sensible a las frecuencias comprendidas entre los 20 Hz y los 20 kHz. No obstante, este margen varía según cada persona y se reduce con la edad. Este rango equivale muy aproximadamente a diez octavas completas (210=1024). Teóricamente lo más óptimo es escoger un altavoz de cubrir este espectro de frecuencias, pero en la mayoría de casos es más que suficiente un rango menor.

RADIADOR PASIVO

Los radiadores pasivos es un sistema de mejora de graves, el cual incorpora ventanas en la caja del altavoz cubiertas con una membrana que vibra por las ondas de presión del interior de la caja. Su aspecto es muy similar al de un cono de un altavoz pero pueden tener otras formas (elípticas o rectangulares). Los BOSE Sounlink Mini I y II cuentan con radiadores pasivos. Este sistema tiene mayor sensibilidad y mas profundidad de graves que un Bass Reflex.

BASS REFLEX

Bass reflex, hace referencia a un sistema de construcción de cajas para altavoces que mejora el rendimiento del altavoz en la reproducción de sonido de baja frecuencia (graves). El sistema sirve para aprovechar la onda sonora que produce el cono hacia atrás para acoplarla a la onda delantera y así reforzarla. Esto es posible ya que el aire encerrado en una cavidad provista de una ventana (o puerto Bass reflex) vibra a una única frecuencia y además ésta vibración se hace más grave si se acopla un túnel a dicha ventana. Este fenómeno sólo es válido para bajas frecuencias y por ello sólo se usa para graves. La caja Bass reflex aventaja a la cerrada convencional en rendimiento, mientras que su diseño es más complicado y puede aumentar el precio del producto.

RELACIÓN SEÑAL/RUIDO (S/R)

La relación señal/ruido (en inglés signal/noise S/N) es el cociente entre el nivel de la señal y el nivel de ruido para unas condiciones determinadas. Se suele medir en decibelios (dB). En Mundo Altavoces cuando se aporta este dato es siempre referido a 1kHz. Se entiende como ruido cualquier señal no deseada, que circula por el interior del altavoz. El nivel de ruido es más o menos perjudicial en función de cual sea el nivel de la señal. Cuanto mayor sea el valor de S/N mayor calidad tendrá el mismo teóricamente. En la práctica, el ruido es indetectable por el oído humano cuando está 50 dB por debajo de la señal. De todas formas, en MA consideramos importante este parámetro debido a que es un buen indicador de la calidad de la electrónica del altavoz.

A/V Sync, Lip Sync

A/V Sync y Lip Sync son el nombre que le otorgan la mayoria de fabricantes a sus funcionalidades para sincronizar las señales de video y audio. Originalmente este es el nombre que se le da al problema de tener audio y video no sincronizados, concretamente al tiempo de des-sincronización. Las barras de sonido con esta funcionalidad permiten ajustar este tiempo en caso de que se perciba una diferencia.

DRC

El DRC (siglas en inglés de “Dynamic range compression” ) es un sistema de compresión de audio que permite reducir el volumen de las señales de sonidos fuertes que llegan al altavoz sin alterar el resto de la señal. A este proceso se le denomina compresión. Esta funcionalidad nos ofrece un sonido mas limpio y constante, sin que tengamos sobresaltos por el aumento de volumen de la publicidad o de los efectos especiales. Normalmente los fabricantes nos dejan control sobre uno o varios parámetros de este compresor normalmente son el “threshold” con el que podemos establecer el límite de volumen del sonido y el “ratio” que configura la reducción de la onda. Algunos fabricantes tienen nombre propio para esta funcionalidad, como Yamaha que lo denomina Univolume.

ARC (Audio Return Channel)

La función ARC (siglas en inglés de “Audio return channel”) elimina la necesidad de utilizar un cable de audio adicional cuando se conecta una barra de sonido a un televisor. Conectando un único cable HDMI desde la barra con conexión HDMI (ARC comp.) a un televisor también compatible con ARC te permitirá lo siguiente: – Enviar audio a la barra de sonido. – Ver películas y otros contenidos desde dispositivos conectados a la barra directamente.

AirPlay, NFC, DLNA... - Funcionalidades inalámbricas

NFC

  tecnologia nfc logoSeguramente habrás leido estas siglas en alguno de nuestros análisis, y es que la tecnología NFC la incorporan muchos altavoces inalámbricos. Pero qué es? NFC (del inglés “Near Field Communication”) es una tecnología inalámbrica que funciona en la banda de los 13.56 MHz y tiene una tasa de transmisión de 424 Kbits/s, contando con un alcance inferior a los 12cm. No tiene una tasa de transmisión alta, el alcance es escaso… parece que no tiene sentido. Entonces ¿porqué incorporan NFC muchos dispositivos? Sencillo porque el establecimiento de la conexión es muy rápido (0.2s) y consume muy poca energía. Los altavoces con esta funcionalidad están pensados para que acerques tu smartphone al mismo y los dos establezcan la conexión Bluetooth enviándose la información a través del NFC, acelerando de esta forma la conexión Bluetooth. Así que ya sabes, si tu smartphone cuenta con NFC estás de enhorabuena.

DLNA

  DLNA (del inglés “Digital Living Network Alliance“) es una organización fundada por Sony para establecer un estándar común para la transmisión de contenido multimedia a través de Wifi o Ethernet. Está compuesta por multitud de fabricantes. Su funcionamiento es sencillo ya que no es necesario descargar ningún tipo de driver ni configurar los dispositivos que van a formar parte de la red. Para usarse, es necesario que los dispositivos que vayamos usar estén conectados a una misma red doméstica, como se ha dicho, a través de WiFi o conectado por cable a través de Ethernet. Una vez dentro de la red, los equipos con DLNA se reconocen automáticamente y se puede empezar a enviar música a nuestros altavoces o imágenes a la SmartTV. Eso sí, hay que tener en cuenta que la interfaz para usar esta tecnología es diferente según el fabricante. Es una funcionalidad muy útil para poder convertir el hogar en un centro multimedia competo y compartir archivos a través de nuestros dispositivos conectados a la red la red. Es un sistema equivalente al AirPlay de Apple pero adoptado por multitud de fabricantes.

AirPlay

AirPlay es una tecnología de emisión de audio y video a un receptor a través de una red WiFi. No es bidireccional, simplemente tenemos emisor y receptor, y sus funciones están claramente definidas. Es una funcionalidad propia y exclusiva de Apple. AirPlay nos permite disfrutar del contenido de nuestros dispositivos iOS en un televisor o en un altavoz homologado por Apple. Por ahora las marcas Bowers&Wilkins, Denon o JBL, han comenzado a adaptar sus nuevos equipos a esta funcionalidad. Los dispositivos solo tienen que estar conectados a una misma red Wi-Fi para compartir el contenido, aunque con iOS 8 esto podría ya no ser necesario. La configuración es muy sencilla, unicamente tenemos que dirigirnos al centro de control, deslizando el dedo desde la parte inferior de la pantalla y pulsar el botón AirPlay. Sin configuraciones extrañas. Otra ventaja de Airplay es que podemos reproducir y transmitir la música a varios equipos a la vez, y así tener toda la casa llena de música.

Si tienes cualquier duda o deseas un consejo personalizado escríbenos un comentario más abajo. Estaremos encantados de poder ayudarte. Además, puedes valorar esta comparativa de mejores barras de sonido 2018 utilizando las estrellas de la derecha.