Turtle Beach Stealth 300

  • Drivers de neodimio de 50 mm
  • Rango de frecuencia  20 Hz – 20 kHz
  • Micrófono fijo omnidireccional que se abate para silenciarlo
  • Hasta 40h de juego por carga

Especificaciones técnicas

Turtle Beach Stealth 300
DIMENSIONES-
PESO-
IMPEDANCIA-
SENSIBILIDAD DEL MICROFONO-
TAMAÑO DRIVERS50 mm
RANGO FRECUENCIA20 Hz a 20 KHz
CALIDAD DE SONIDOestéreo
CONEXIONES FÍSICASentrada jack 3.5mm
SENSIBILIDAD-
BATERÍAPolímero de Litio de 900 mAh recargable (40h de duración)
COMPATIBILIDAD2 versiones:

- PS4, PC y dispositivos con minijack.
- Xbox, PC y dispositivos con minijack
MICRO SEPARABLENo, micrófono fijo omnidireccional que se abate para silenciarlo
OTRAS CARACTERÍSTICASPads con sistema de alivio para gafas ProSpecs, sonido optimizado en cada versión para su consola.

Contenido de la caja

  • Cascos Turtle Beach Stealth 300
  • Cable de carga USB-microUSB
  • Guía de inicio rápido
  • Pegatina de Turtle Beach

NOS GUSTA...

  • Diseño sencillo y cómodo
  • Compatibilidad con todas las plataformas
  • Micrófono abatible que nos permite silenciarlo
  • Controles en el casco para volumen y equalizador
  • Buena relación calidad/precio

NO NOS GUSTA...

  • Necesita carga para funcionar
  • Micrófono que no se puede acercar o alejar a la boca
  • Los graves predominan demasiado

JUEGA COMO UN PROFESIONAL

El E3 no está solo pensado para descubrir los mejores videojuegos del mercado, también es una oportunidad para que los fabricantes de periféricos revelen los nuevos productos y modelos. Para esta edición de 2018, la compañía Americana especializada en audio Turtle Beach, ha desvelado su último casco gaming de la serie Stealth, Los Turtle Beach Stealth 300.

Un casco que pretende entrar en el mercado como un auricular gaming barato y al alcance de todo el mundo. Descubre todo lo que estos nuevos Stealth nos pueden ofrecer en nuestra review completa.

Diseño – Confort

Lo primero que resalta del diseño de estos cascos gaming Turtle Beach 300 es su minimalismo. Están hechos básicamente de plástico y algo de metal para reforzar su diadema, por lo que son bastante ligeros y resistentes, con una buena fabricación. El ajuste de la diadema va muy duro. Resaltaremos su robustez como punto positivo, y es que aguantarán sin problemas una caída al suelo (cuando perdemos al Fortnite suelen pasar estas cosas XD). El único punto negativo de sus materiales es que el plástico del que está hecho no denota demasiada calidad.

Los colores dependen del modelo, siendo uno negro y verde (Xbox) y el otro negro y azul (PS4), por lo que solo los jugadores de PC vamos a poder elegir el color que más nos guste.

Los pads que trae son pequeños, pero nos cubren perfectamente las orejas. Su tejido nos recuerda a una tela técnica, como es el caso de los Logitech G430, aunque se siente más cómodas y con un mejor tacto. No hemos notado un calentamiento excesivo al llevarlos puestos durante un par de horas, pero si tienen algo de pérdidas de sonido (sobretdo cuando los tenemos a máx volumen). Además, hay que mencionar la tecnología ProSpecs que Turtle Beach ha patentado para los gamers con gafas (aquí se incluye un servidor) que alivian la presión, gracias a la espuma viscoelática de las almohadillas y una espuma más suave a la altura de la pata de las gafas. La verdad es que este es un punto a destacar pues funcionan muy bien, tras jugar durante horas no he notado molestias, y esto es difícil de encontrar en un casco diadema.  En general, el apartado confort es su punto estrella, sinceramente de lo más cómodo que hemos probado.

En el auricular izquierdo encontramos todos los botones y conexiones, tanto el botón de encendido y apagado, el botón para pasar de ecualizador, el puerto micro-USB de carga, el cable de conexión (no es removible) y también el micrófono. De este último diremos que tiene un diseño demasiado simple, cumple con su cometido y no nos molesta cuando está plegado, pero no podremos doblarlo para acercarlo o alejarlo de nuestra boca.

Calidad Sonido

El tema estrella junto al confort cuando se trata de hablar de cascos gaming. Primero de todo vamos a resaltar el tamaño de los drivers del Turtle Beach Stealth 300, pues son de 50mm. Normalmente estamos acostumbrados a cascos con drivers de 40mm, dejando los 50mm solo para los de gama alta. Pero ojo, esto no quiere decir que se vayan a escuchar mejor. Ambos modelos de cascos se encuentran optimizados para su consola, para obtener la mejor experiencia de juego posible. Su sonido es bueno, se escuchan fuertes y con claridad en todas sus frecuencias, pero hay que destacar que los graves predominan sobre el resto de frecuencias e incluso en determinadas canciones llegan a tapar a los medios.

La única manera de cambiar estos parámetros es mediante los 4 preajustes de audio ecualizados que tiene integrados, los cuales podremos cambiar presionando su botón del casco (mode) para pasar de uno a otro de forma continua a la vez que escucharemos una señal acústica. Os explicamos a continuación los tonos de que escucharemos que nos informarán del preajuste;

  • 1 bip significará que estamos en el modo Signature Sound, donde tendremos un sonido más equilibrado donde no resaltará ninguna frecuencia por encima de otra (aun así son unos cascos con una buena presencia de bass).
  • 2 bips nos informará que estamos en el modo Bass Boost, o lo que es lo mismo, se resaltarán los sonido más graves ( con alguna canción nos han llegado a vibrar los cascos). Si eres un amante de los bajos seguro que te encantará.
  • 3 bips nos dicen que el modo seleccionado es el Bass y Treble Boost, que al igual que en el anterior intensificará la carga de sonidos graves y pero además también dará más presencia a los sonidos agudos. (una bomba para nuestros oídos).
  • por último con 4 bips entraremos en el modo de ecualización Vocal boost, que reforzará los agudos para darle más presencia a las voces mientras el resto de frecuencias se mantienen más estables.

Hay que decir, que si notamos cierta diferencia de uno a otro de los modos, esto nos ayudará a ajustarlo al tipo de música que estemos escuchando, al estilo del juego o simplemente a nuestro gusto.

También hay que mencionar que este casco Turtle Beach Stealth 300 cuenta con un amplificador interno que ayuda a mejorar el sonido y a darle mucha más potencia, es por esto por lo que se escucha tanto. No tenemos los datos reales de presión sonora o impedancia, pero en comparación con otros cascos de rango de precio similar, como pueden ser los Razer Kraken pro V2 Oval que ya hemos analizado, hay que decir que suenan muy fuerte e incluso algo molestos si los tenemos a volumen máximo.

FUNCIONALIDAD

En este apartado es donde vemos el punto más débil que tiene este casco, y es que, a pesar de ser un casco alámbrico (funciona con cableado), deberemos cargarlo para poder usarlo. Esto puede parecer una locura y…ES QUE LO ES!! Tenemos un casco que necesita de una carga para hacer funcionar su amplificador, de lo contrario no podremos encenderlo. Bajo nuestro punto de vista, hubiera sido más conveniente prescindir de su amplificador o incluso haberlo hecho wireless, ya que si es obligatorio cargarlo que menos que lo haga sin cables. Aun con este pero, hay que decir que con una sola carga tenemos para más de 30h de juego, algo que no esta nada mal. El cable de carga es el microUSB-USB que también usamos en para cargar cualquier dispositivo, y que además, viene incluido en la caja.

El micrófono tiene un buen funcionamiento, y es que se escucha de forma clara y fuerte, a nosotros por lo menos no nos ha dado ningún problema durante nuestras pruebas. Otra cosa es el diseño, del que ya hemos hablado anteriormente, que podría haberle dado algo más de movilidad. En cuanto a su tecnología «flip-to-mute» funciona perfectamene, con un simple giro del micro lo podemos silenciar de forma muy rápida.

Los controles, como ya hemos comentado, estén en el auricular izquierdo, muy accesibles y fáciles de utilizar. El tamaño del cable se nos puede quedar algo justo si queremos gastarlo con un ordenador de sobremesa, pero para jugar con videoconsola y para ordenador portátil es perfecto. Otro punto a destacar es que solo podremos usarlo en dispositivos que incorporen un minijack compartido de audio y micro (3 puntas), como suelen ser los smartphones, consolas y algunos ordenadores. Si por lo contrario tenemos una entrada para cada uno ( pin rosa y pin verde) necesitaremos un adaptador split externo (no viene incluido).

Por último nos gustaría mencionar que sus almohadillas son extraibles, por lo que podremos lavarlas sin ningún problema.

«Potente sonido. Comodidad inigualable. Tus oídos te lo agradecerán.»

Turtle Beach

Conclusión

Para concluir, que nos parece este casco Turtle Beach Stealth 300? Pues la verdad es que estamos delante de un casco gaming resistente pero que no denota demasiada calidad en su diadema. Su calidad de sonido es muy buena, aunque esta más centrado en satisfacer a los amantes del Extra-bass (a estos no les va a defraudar en absoluto). La mayor pega de este casco es la carga imprescindible que necesita para funcionar, aun siendo un casco alámbrico.

Este casco juega en una liga baja-media y quiere ser rompedor en el tema calidad/precio, pero aun así, los 80 euros que cuesta pueden resultar algo caros. Y es que acaba de salir al mercado y además cuenta con la licencia de Xbox. Los recomendamos a los nuevos gamers que quieran adentrarse en este mundo, que les encanten los graves, que necesiten jugar con gafas (ya que son muy cómodos incluso para los que necesitan gafas) y quieran un sonido muy muy fuerte!

PUNTUACIÓN

  • 8/10
    Diseño-Confort - 8/10
  • 7.5/10
    Calidad-Precio - 7.5/10
  • 7.5/10
    Calidad de Sonido - 7.5/10
  • 6/10
    Conexiones - 6/10
7.3/10
Sending
User Review
4.29 (7 votes)

¿Todavía no tienes tus auriculares gaming Turtle Beach Stealth 300?

Consíguela ahora a precios bajos y con envío gratis en Amazon Premium.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *